Reseña: Adivina Quién Soy Esta Noche - Megan Maxwell

30 de junio de 2014

Fecha de Publicación 03 de Junio 2014

Serie: Adivina quién soy #2
Editorial: Esencia
ISBN-13: 9788408130277
Género: Erótico
Casa del Libro | Amazon | Goodreads
496 páginas
Mi Calificación:
Yanira y Dylan se trasladan a Los Ángeles para organizar todos los preparativos de su boda. Allí las cosas se complican cuando una ex amante de él pierde los papeles y eso casi le cuesta la vida a la joven. Una vez recuperada, se casan y comienzan una vida pletórica y feliz. Ambos son dos fieras del sexo. Les gusta el morbo, la fantasía y experimentar cosas nuevas. Juntos inventan un juego llamado «Adivina quién soy esta noche», plagado de lujuria, posesión y sensaciones donde los límites los ponen ellos mismos. Todo marcha a las mil maravillas, hasta que Yanira regresa a los escenarios. Lo que para ella es un sueño hecho realidad, para Dylan será el punto de partida de muchos problemas, desconfianzas, celos y rupturas que se multiplicarán con el malmeter de la prensa. Yanira y Dylan no podrán evitar que sus vidas se descontrolen de una manera que ninguno de ellos pudo nunca imaginar.Adivina quién soy esta noche es una novela llena de humor, donde la sexualidad y sensualidad de los protagonistas harán que tu cuerpo entre en combustión. Con seguridad, cuando cierres el libro, buscarás a tu pareja y le susurrarás al oído, dispuesta a jugar: «Adivina quién soy esta noche»



Hace mesecitos atrás me leí el primer libro de esta serie Adivina Quién Soy [Leer Reseña], quién leyó mi reseña de ese libro, sabrá ya que no me gusto del todo, o sea, me pareció una buena novela comparada con la que ya me había leído de esta autora que la verdad ha sido solo la trilogía Pídeme Lo Que Quieras y Sorpréndeme, así que tampoco tengo mucho de donde comparar.

Adivina quién soy esta noche, me gusto menos que el primero, quedé en leerlo porque me dejó con la curiosidad el final del anterior y me dije de darme un chance de leer, además como leí que en Adivina quién soy no hubo tanto sexo como en los libros antes mencionado, pensé bueno, seguro esté otro me gusta hasta un poco más que su comienzo, pero vamos que no fue tanto así.

El libro comienza justo donde terminó el primero, de allí en adelante se nos cuenta lo bonito que están viviendo Yanira y Dylan con su relación,  lo felices que son como pareja, como tratan de evitar problemas y esas cosas normales que se ven, seguimos conociendo un poco más a Yanira y a Dylan, lo posesivo que es él, y lo pasiva que suele ser Yanira con él cuando así lo desea. La boda de ambos, muy bonita, la genial noche de bodas que tiene, que en serio no me creí que Yanira hiciera eso, pero vamos, me causo mucha gracia, primera vez que leo una noche de bodas así.

También leeremos sobre la oportunidad de Yanira de volverse cantante, así también como la negativa de Dylan sobre eso, y otras muchas cosas más que en sí no las voy a decir porque ¿de que vale leer algo cuando lo más crucial o emocionante lo has leído ya por parte de otro?

No sé qué es lo que me pasa con esta autora que llega un punto en que sus novelas me provocan altibajos, puedo estar con unas grandes ganas de leer y al segundo ya no me provoca  continuar con el capítulo o hasta dejar la novela incompleta, porque presiento que será lo mismo que ya he leído anteriormente, pero cuando continuo, así sea obligadamente, me doy cuenta que tengo ganas otra vez de seguir leyendo porque llega un punto en que la historia se vuelve paulatinamente interesante pero otra vez al minuto ¡zas! Decaen esas ganas. Eso me paso muchas veces mientras leía, de hecho hasta pensé seriamente en dejarlo y comenzar con otra novela, pero como jamás me ha gustado dejar una novela a medias, ni mucho menos llevar dos lecturas al mismo tiempo, la continúe hasta terminarla.

Como anteriormente me ha ocurrido, las actitudes de los protagonistas me han gustado, bueno menos los de Sorpréndeme pero eso es caso parte, la forma de ser de Yanira en esta segunda parte, me gusto alguito más, se le leía muy centradita y seria hasta cierta parte de la novela, que como siempre, el personaje se libera de todo y hace en sí lo primero que se le pasa por esa mentecita.

A Dylan lo vi un poco más juguetón que en la primera parte, pero también alguien con mucho más carácter, y hasta incomprensible para algunas cosas, pero de igual manera con sus momentos de romanticismo y sensibilidad que de verdad enamora.

En esta continuación nos darán la oportunidad de conocer un poco más a la cuqui Tiffany y al bichito Omar Que de paso, tantas palabritas cuquiii, bichitooo, gordicienta y tal y tal, me hacían gruñir… es como la cuchufleta o como sea que le decía Jud a la hermana, que cabe destacar, que cabronazos de personajes eh, una que se valora tanto como yo valoro a una cucaracha y otro que es tan fiel y buen esposo, como yo siendo buena en educación física y fiel a la dieta… D: la relación de esa pareja, aunque sé que es algo que comúnmente suele pasar, no me ha agradado mucho leerlo, pero tampoco me ha parecido tan mal del todo.

Adivina quién soy esta noche, se centra mucho más en Yanira y Dylan en su día a día, en sus problemas y deseos.  Hablando de deseos, aprovecho de una vez para entrar en el tema del género que es este libro. El primero me gusto por no tener tantas escenas de sexo, este me gusto algo menos por las tantas escenas de sexo que me toco leer así de repente… sé que en los libros erótico es normal leer uno cada tantos capítulos una parte de sexo, que sean de dos o hasta de tres, aunque la verdad pocos libros leo donde salen tríos, bastante leo de este género y de… treinta libros eróticos leído (por ejemplo) en tres o cuatro como mucho aparecen tríos. Pero para Megan parece que esto tiene que ser parte de sus novelas eróticas sí o sí. Y no está mal que lo sea, lo malo es que repetirlo tanto joder cansa, aunque me dio muchísima risa el ahhh ahhh que leía cada vez que Dylan se corría u.u eso sí el voyerismo en sus novelas tiene que estar sí o sí.

Llego una oportunidad ya casi más allá de la mitad del libro que por poco me salto esos capítulos, porque vamos, volvemos otra vez con los tríos y cuartetos que con una sola escena creo que bastaría, pero no, que me toco leer una, dos y creo que hasta tres veces las mismas escenitas esas… pero es que yo soy masoquista también, sí ya me leí unos tantos libros eróticos y no me gustaron ¿por qué me leí este? Me auto responderé, porque el primero me pareció más fresco eróticamente para leer y de buena confianda yo pensé que este sería igual, pero no que va, este fue igual sí, pero que PLQQ D:

Como ya me paso con la trilogía PLQQ y Sorpréndeme, no me gusto tanta morbosidad en la novela, de hecho me sacó de quicio la palabra morbo, morbos@, morbosidad de tantas vece que la leí… que mi maridito si es morboso, que yo si soy morbosa, que tendremos una cita morbosa, que la canción si es morbosa, que el color de la habitación si es morbosa, que el té si es morboso, que hasta un ¡Hola! es morboso… es decir, no sé, no podrían cambiar esa palabra por ¿caliente? ¿Atrevido? ¿O algún otro sinónimo del mismo?. De verdad, sí leía una vez más esa palabrita me iba a dar algo, al igual que otra que no voy a nombrar porque hay menores que leen este blog y hay que tener un poco de respeto con los lectores.

Bueno, creo que poco más me queda decir de esta novela, le pongo la puntación de 3 porque me pareció una novela demasiado larga para lo poco que en sí tuvo de bueno, se alargó tanto primero en el día de día de Yanira y Dylan que casi desanima leer, luego se alargó un poco más en sexo que quita el deseo de continuar, y luego se alarga alguito en una reconciliación que no le vi ni pies ni cabeza…

Pero bueno, no negaré que me divertir leyendo algunas expresiones y con otras resoplé y resoplé, aunque aquí no sé repitió tanto el Plan A, B, C y etc, pero sí el, ¡me lo como, me lo chupo, me lo trago! Ó lo quiero, lo necesito, lo añoro ó, me desquicia, me enloquece, me perturba ó lo odio, lo detesto, lo mato con una pistola de agua… es decir, mismas expresiones seguida en una frase con un sinónimo diferente…

Lástima que en novelas eróticas esta autora no me agrade tanto, porque eso hace que me de miedo o menos ganas de leer otras novelas que muchas personas dicen que son excelente. Si hay una tercera parte de eso, no lo leeré, si hay un libro de Tony, tampoco lo leeré, si hay una historia corta de Omar y Tiffany tampoco lo leeré, porque paso y estoy cansada de leer siempre la misma temática exacta de libros anteriores.

Y ahora sí, me voy a terminar Acoso Mortal, porque ya es hora de terminar con ella, que llevo alargándola todo el fin de semana, no por gusto, sino por varias ocupaciones ¬¬

PD: Me gusto que cada capítulo fuera el título de una canción, y otra cosa que no me gusto es que hasta estos tenían una canción para sí mismo, como Jud y Eric y Bojr y Med.



2 comentarios :

  1. Me ha encantado tu reseña porque me siento muy identificada con tus pensamientos y sentimientos con las novelas de esta autora.
    Debo admitir que la primera parte de esta historia la termine casi a regañadientes porque me resultaba un tanto tediosa, y esas expresiones que usan las protagonistas.... me sacan de quicio!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alex, gracias por tu comentario, ya me sentía rarita, por ver que era casi la única que no tenía una buena opinión de la novela (aunque se que no soy la única) Y te entiendo completamente, esas expresiones son desquiciantes, supongo que para usar un par de veces sirve, pero leerlo en toda la novela satura.

      Saludos ^^

      Eliminar

¡Anímate a dar tú opinión! ♥Me gustaría mucho saber lo que piensas. Puedes comentar de forma anónima. Pero por favor, evita hacer spam o la falta de respeto.♥